Tratamiento EPI

La técnica de electrolisis percutanea intratisular ha demostrado ser efectiva en la fascitis plantar. Permite desencadenar el proceso de regeneración del foco degenerativo de la fascitis plantar.


Aunque a menudo se usa el término “espolón calcáneo” para referirse a este trastorno, los términos más aceptados en la actualidad son “fascitis plantar”(fase inflamatoria aguda) y “fasciosis plantar” (degeneración crónica) (Lemont H. et col.2003).

Se define la fascitis plantar como inflamación del origen de la fascia plantar y las estructuras perifasciales circundantes. Los pacientes describen una aparición gradual de talalgia inferior que es mucho mayor con los primeros pasos tras despertarse, o tras la bipedestación prolongada. El dolor tiende a disminuir con la actividad pero empeora al final del día.


SIN CIRUGÍA


 

La American Orthopaedic Foot & Ankle Society (2008) ha desarrollado una declaración de consenso, en la que recomiendan intentar tratar al paciente de manera no quirúrgica. Recordemos que el tratamiento no quirúrgico de la fascitis plantar resuelve aproximadamente el 90% de los casos (Gill LH,1997;Martin RL et col.1998).

La experiencia clínica demuestra que la fascitis plantar es una afección de difícil y tarda solución mediante la terapia médica convencional sistémica o local (Ôystein L y cols.2007;Mehallo CJ y cols.2006).
La propia estructura de este órgano hace dificultosa la aplicación tópica o regional de medicamentos que permitan tratar los procesos inflamatorios o degenerativos con eficacia.


DEPORTISTAS


 

En cuanto a la cirugía, esta misma estructura fibrosa densa y la necesidad fisiológica de un funcionamiento prácticamente permanente en el caso concreto de los deportistas, en casi todas las ocasiones dificulta la práctica y la eficacia de la terapia quirúrgica (Tallon et cols,2001;Willberg L y cols.2007;Bahr R y cols.2006).

La técnica de electrolisis percutanea intratisular ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de tendinopatias degenerativas (Sanchez-Ibañez JM 2008), y sus efectos se pueden extrapolar a patologias de la misma familia tejido conectivo como la fascitis plantar. La sustancia fundamental y su contenido en agua y sales,reacciona a la corriente eléctrica dando lugar a una
licuefacción del tejido mixoide, un aumento del pH y una activación de la respuesta inflamatoria permitiendo desencadenar el proceso de regeneración del foco degenerativo de la fascitis plantar.

La disminución del dolor es debido a la dispersión de los contenidos moleculares del foco sintomático como consecuencia de la licuefacción,reestableciendo el umbral mecanoceptivo alterado por el proceso crónico.

Descarga el estudio completo Fascitis plantar :tratamiento regenerativo mediante electrólisis percutánea intratisular (EPI®)

Bibliografía: Este resumen corresponde a un artículo publicado por Jose Manuel Sánchez.